A pesar de la mala situación, la campaña citrícola se encuentra en un 70% de avance de cosecha

La campaña citrícola avanza encontrándose entre el 60 y 70% de la fruta cosechada. Para conocer más detalles, el Ing. Hernán Salas, Director Asistente en Investigación y Tecnología Agropecuaria de la EAOCC brindó más información al respecto.

“Si bien la campaña continúa avanzando, hay cosas que se van definiendo, como ser la exportación que ya cerró, los empaques ya no están trabajando para la exportación, por lo tanto, todo lo que queda por cosechar tiene como destino mercado interno o industria”comentó Salas.

Además, declaró que la situación para muchos productores es crítica ya que existen quintas con mucha fruta en las plantas. Toda esa fruta ya no cuenta con buen estado comercial, está pasada de color y tamaño por lo que resulta aún más difícil vender la producción para poder encarar la próxima campaña.

En el caso de las quintas que lograron cosechar con normalidad, el entrevistado comentó que, están siendo podadas en este momento, algunas ya hicieron su fertilización de invierno y los productores se encuentran con los preparativos, acondicionando los equipos para iniciar la campaña sanitaria.

Con respecto al origen de esta mala situación, el ingeniero indicó que no se trata de un solo factor, en primer lugar, existe una producción que excede a la demanda de los mercados, situación que habrá que tener en cuenta para los próximos años. En segundo lugar, hubo un retraso marcado del inicio de cosecha lo cual produjo que toda la fruta que quedaba en la planta siga tomando tamaño y finalmente exceda un calibre de uso comercial.

“Dicho retraso en el inicio de la cosecha tuvo dos causas fundamentales, por un lado los factores meteorológicos y por otro lado, la cantidad de fruta europea disponible, el mercado estaba sobre ofertado de fruta, por lo tanto, hubo que mandar fruta a Rusia, pero este es un mercado muy acotado que no permite grandes volúmenes y a su vez es abastecido por otros países como ser Sudáfrica. Todo esto fue generando una pérdida de ritmo en la cosecha” manifestó el especialista.

En lo que tiene que ver con condiciones sanitarias, el entrevistado indicó se trató de una campaña con mucha humedad y muchas condiciones predisponentes para el ingreso de plagas y enfermedades por lo que se hizo muy difícil obtener un buen volumen de fruta de calidad. “Creo que, aunque hubiese habido mercado, hubiese costado abastecerlo ya que los parámetros de calidad van subiendo, Senasa también controla mucho y las mismas empresas se cuidan de no enviar fruta de mala calidad” dijo Salas.

En cuanto a volumen de exportación, el ingeniero indico que, con suerte se ha llegado a las 200 mil toneladas. Con respecto a la industria, se estima que va a alcanzar 1.200.000 toneladas, y la producción en Tucumán superará las 1.600.000 Tn, es decir que esta parte de la fruta que no podrá ser procesada, quedará en la planta.

A modo de recomendación el entrevistado señaló que es conveniente retirar la fruta de las plantas ya que la fruta que queda en la planta sirve de inóculo para las nuevas camadas de fruta, por lo tanto, por cuestiones sanitarias es conveniente erradicar toda la fruta madura y poner énfasis en los tratamientos sanitarios.

Fuente: Suena a Campo